Historia

Organización

Legislación

Modernización

Noticias

Boletín Interno

Acuerdos

Dinámica Judicial

Directorios

inicio

 

Historia del Poder Judicial de Tamaulipas

 

Antecedentes

Con fecha 9 de julio de 1824 se expidió el primer decreto de la Legislatura Constituyente de Tamaulipas, mediante el cual se declaró que el Congreso del Estado "elegido conforme a la ley de su institución y al Acta Constitutiva de la Federación", se encontraba legítimamente instalado y en posibilidad de ejercer sus funciones, con lo cual quedaba extinguida la Diputación Provincial y con ello el inicio de un gobierno acorde a los principios de la división de poderes.

El antecedente primero de la historia judicial de nuestro estado lo encontramos en el Artículo Sexto del acuerdo citado, que a la letra señalaba: "Las instancias y recursos que según las leyes debían hacerse a la audiencia territorial, se harán al TRIBUNAL o TRIBUNALES que designe el congreso". Con esto quedó establecida la base para la creación de los nuevos tribunales, coincidiendo con el texto del Artículo 24 del Acta Constitutiva de la Federación redactada y aprobada aquél año de 1824: "El Poder Judicial de cada estado se ejercerá por los tribunales que establezca su constitución".

Con fundamento en esta disposición el Congreso Constituyente de Tamaulipas expidió el Decreto Número 13, mediante el cual se creó de manera supletoria un Tribunal de Segunda Instancia, integrado por tres Jueces nombrados por la misma Legislatura. En el Artículo Quinto del decreto se estableció la competencia de dicho tribunal respecto a los negocios que debían conocer las audiencias territoriales, conforme a la ley de las Cortes Españolas del 19 de octubre de 1812. El tribunal fue conformado por Juan de Villatoro, Alexo de Ruvalcaba y José Indalecio Fernández, funcionando hasta el 29 de enero de 1826 cuando surgió la Corte Suprema.

A los jueces del Tribunal Supletorio se les daba el tratamiento de "excelencia" por escrito y verbalmente de "señoría". La organización judicial inferior descansaba en ese tiempo en la administración de la justicia de "paz", a cargo de los alcaldes. El Decreto 12 fechado el 20 de agosto de 1824 reviste especial importancia, porque obligaba a los magistrados, jueces y letrados a interpretar las leyes "en su tenor literal".

La primera Constitución Política de Tamaulipas consagró el Título III al Poder Judicial del Estado, clasificándolo en cuatro secciones. En la primera se habla de la administración de justicia en general, mientras que en la segunda se comprende a la justicia en el orden civil. La tercera sección abarca a la materia criminal y la cuarta a los jueces y tribunales.

Respecto a la Corte Suprema, esta tenía su sede en la capital y estaba integrada por tres salas. La primera conocía en segunda instancia asuntos de carácter civil y criminal, mientras que la segunda resolvía los expedientes en tercera instancia(que en ese entonces existía). La tercera sala conocía asuntos de competencia diversa, como los recursos de los tribunales eclesiásticos y los recursos de nulidad "de las sentencias ejecutoriadas de primera, segunda y tercera instancia".

Los Jueces de Primera Instancia eran tres y radicaban en las cabeceras de los Departamentos en que se dividía Tamaulipas, siendo de jurisdicción mixta la competencia de sus asuntos. Además, la Constitución dio vida a un "Tribunal Temporal" conformado por tres miembros llamado de "visita", con función de vigilancia. Los funcionarios de la Corte Suprema se designaban por un periodo de cuatro años, a propuesta del Consejo de Gobierno en terna que era aprobada por el Congreso del Estado.

2.- PRIMERA LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL.

El Congreso del Estado aprobó el 29 de enero de 1826 un Decreto mediante el cual se estableció la forma y el gobierno de la Suprema Corte de Justicia de Tamaulipas. Este ordenamiento organizó al Poder Judicial de Tamaulipas con base en la Constitución Política de 1825, derogando las disposiciones legales que dieron vida al llamado "Tribunal Supletorio" de segunda instancia, contenidas en el decreto fechado el 23 de agosto de 1824.

La Ley Orgánica de 1826 disponía que la Corte Suprema de Justicia se integraba por cinco Magistrados y un Fiscal. Su nombramiento le concernía al Ejecutivo del Estado a propuesta de una terna que enviaba el Consejo de Gobierno al Congreso de Tamaulipas para su aprobación.

Siendo gobernador Pedro J. De la Garza y presidiendo a la "Asamblea Departamental de Tamaulipas" el presbítero José Guillermo Martínez, se expidió el Decreto del 25 de abril de 1845 dentro de la organización política de los gobiernos "centralistas", mediante el cual se establecía la organización del Tribunal Superior de Justicia y Juzgados Inferiores. Con residencia en Ciudad Victoria, el Tribunal estaba compuesto por dos salas y un fiscal, siendo Presidente el Magistrado de la primera sala.

Posteriormente, el gobernador interino, Andrés Treviño, expidió un Decreto no sancionado por el Congreso del Estado conteniendo la Ley de Partidos Judiciales, fechada el 28 de abril de 1859. En este ordenamiento se disponía que para la administración de justicia Tamaulipas se dividía en doce "Partidos Judiciales", estableciéndose un Juez de Primera Instancia en cada uno de ellos.

3.- LA CONSTITUCION DE 1871.

Promulgada por el gobernador de Tamaulipas, Servando Canales, esta Constitución dispuso como normativa general las mismas disposiciones contenidas en el texto constitucional de 1857. Entre otros aspectos, se estableció que los Magistrados y Jueces fueran designados por elección popular directa cada cuatro años.

La enmienda más importante en materia de organización judicial que sufrió la Constitución Política de 1871, fue precisamente la relacionada con la supresión de la elección popular de los jueces, contenida en el Decreto Número 70 promulgado por el gobernador, Alejandro Prieto, el 14 de octubre de 1890. Esta reforma dispuso que los jueces serían nombrados por el Gobernador a propuesta en terna de la Suprema Corte del Estado.

4.- CONSTITUCION DE 1921.

Durante el siglo pasado la Constitución Política de Tamaulipas, promulgada en 1921, sufrió diversas reformas relacionadas con la forma y la organización del Poder Judicial. Por ejemplo, siendo Gobernador del Estado Emilio Portes Gil entró en vigor la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1926. Años más tarde, Marte R. Gómez mandó promulgar un nuevo ordenamiento judicial fechado el cinco de abril de 1938, disponiendo que el Pleno del Tribunal tuviera el derecho de iniciativa de leyes.

Mientras que la Ley Orgánica de 1954, promulgada por el gobernador, Horacio Terán, aumentó el número de Salas a cuatro y se confirió al Presidente del Supremo Tribunal la representación del Poder Judicial, siendo designados los Magistrados por el Congreso del Estado para un periodo de tres años, a propuesta en terna por hecha por el titular del Ejecutivo.

La Ley Orgánica del Poder Judicial vigente fue aprobada por la LVII Legislatura del Congreso del Estado, en sesión celebrada el 13 de diciembre de 2000 y promulgada al día siguiente por el Gobernador del Estado, Tomás Yarrington Ruvalcaba, derogando el ordenamiento expedido en 1988 y las reformas efectuadas en 1995. El Supremo Tribunal está integrado por Siete Magistrados de Número, siendo uno de ellos el Presidente sin hacer sala, y Dos Supernumerarios, ejerciendo la función jurisdiccional en todo el estado, mientras que los Jueces de Primera Instancia lo hacen en los 15 Distritos Judiciales en que se divide el territorio de Tamaulipas.

Este ordenamiento reglamenta el Título Sexto de la Constitución Política local y esta conformado por 170 artículo ordenados en ocho Títulos. El primero comprende a la función jurisdiccional, mientras que el segundo habla de la residencia y el territorio judicial. El Título Tercero dispone la integración de los tribunales y el cuarto comprende el tema relativo a los servidores públicos del Poder Judicial. El Título Quinto señala las responsabilidades administrativas y el sexto regula las visitas a los reclusorios. En tanto que en los Título Séptimo y Octavo se ordenan los artículos relacionados con las dependencias administrativas y técnicas del Poder Judicial.